Todas las opciones "están abiertas" para lidiar con Pyongyang — Tillerson

El jefe de la diplomacia estadounidense se reunirá con su homólogo chino, Wang Yi, y con el consejero de Estado Yang Jiechi, arquitecto de la política exterior del régimen chino, en la residencia para líderes extranjeros de Diayoutai, en el oeste de la capital pequinesa. También es la primera visita de un funcionario de alto nivel del gabinete de Estados Unidos a China.

Trump y el presidente chino Xi Jinping hablaron por teléfono el mes pasado y las relaciones parecen avanzar en dirección correcta.

Ratificó que la administración norteamericana está lista para desarrollar relaciones con China basadas en el principio del no conflicto, no confrontación, el respeto mutuo y la cooperación de ganar-ganar.

En cuanto a los logros de los lazos bilaterales, Tillerson dijo que es necesario que ambos países mantengan una estrecha cooperación y coordinación ante la situación internacional cambiante.

El planteamiento de Tillerson llega después de que Trump criticara con dureza, primero como candidato y luego como presidente, el superávit comercial chino, y también acusara al gigante asiático de robar empleos a los trabajadores estadounidenses.

"Sabemos que, a través del diálogo, llegaremos a una mejor comprensión que conducirá a un refuerzo de los lazos entre China y Estados Unidos y marcará el tono de nuestra futura relación de cooperación", declaró Tillerson a su anfitrión, que acababa de recibirle en el Palacio del Pueblo, en la plaza de Tiananmen.

Todas las opciones están sobre la mesa incluso una acción militar.

Seúl y Washington realizan en estos momentos en territorio surcoreano sus mayores maniobras militares conjuntas hasta la fecha después de que Pyongyang, que ya respondió a estos ejercicios lanzando cuatro misiles balísticos el pasado 6 de febrero, efectuara un número récord de pruebas armamentísticas en 2016.

El ministro chino expresó la esperanza de que todas, incluyendo a Estados Unidos, mantengan el buen juicio y tomen buenas decisiones. Pero, ¿en verdad sería posible que las sanciones obliguen a Corea del Norte a abandonar el desarrollo de armas nucleares?

Pero eso puede ser problemático para las relaciones entre China y Estados Unidos.

Desde que se anunciara el despliegue del THAAD, las protestas en Corea del Sur se han multiplicado.

Horas antes de su entrevista con Xi Jinping, Rex Tillerson prometió trabajar con China para convencer a Pyongyang de que ponga fin a su programa nuclear.

La visita de Tillerson a Beijing es la última parada de su gira por tres países del nordeste de Asia, que comenzó en Japón.

 
Recomendado

Mas noticias

Noticias
Mas noticias