Tillerson llega a Moscú para reunirse con su colega ruso Lavrov

Tillerson expresó este domingo sus dudas sobre las verdaderas intenciones de Rusia en Siria, donde según él, se mostró "incapaz" de controlar la destrucción del arsenal químico de Asad.

En vísperas de su primer viaje diplomático a Moscú, donde llegará el martes para abordar la crisis siria, Tillerson asumió una postura severa, que según expertos tensará aún más las relaciones entre ambas naciones. "No quiero sacar la conclusión de que han sido cómplices, pero claramente han sido incompetentes y tal vez los sirios jugaron con ellos", agregó.

Estados Unidos atacó una base aérea siria en respuesta al ataque con armas químicas atribuido a las fuerzas del presidente Bashar al Assad registrado el 4 de abril en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, y que dejó casi un centenar de muertos, entre ellos muchos niños.

Estados Unidos lanzó 59 misiles de crucero contra la base aérea de Shairat, desde la que considera se llevó a cabo el ataque químico que tuvo lugar el martes en la localidad de Jan Shijún.

Se trata de la primera intervención directa de Washington contra el régimen sirio.

La cancillería rusa dijo en una declaración que esperaba "conversaciones productivas".

"Estados Unidos no permanecerá pasivo mientras Asad mata a inocentes con armas químicas", avisó el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis. Indicó que el resultado de las discusiones es importante no solamente para las relaciones Rusia-Estados Unidos, sino "para la atmósfera general en el escenario mundial".

El secretario de Estado tiene previsto abordar otros temas como el conflicto en Ucrania, sobre el que reiterará que Washington mantendrá las sanciones contra Rusia por sus acciones en el país vecino hasta que Moscú dé marcha atrás en las acciones que las provocaron.

"De ahora en adelante responderemos con fuerza contra cualquier agresor o cualquier violación de líneas rojas de quien sea y Estados Unidos conoce nuestra capacidad de respuesta", dijo el comunicado conjunto.

Mattis dijo que las Fuerzas Armadas estadounidenses están listas para activar nuevas acciones militares y "responder" a cualquier represalia derivada del ataque del jueves contra la base aérea, que ha elevado las críticas de sirios y sus socios rusos e iraníes.

"Occidente ha culpado sin pruebas del ataque a las autoridades de Siria, pese a que en la zona operan combatientes del Frente al Nusra (antiguo aliado de Al Qaeda), que se dedicaban a la fabricación de bombas cargadas con sustancias venenosas", señala la nota.

 
Recomendado

Mas noticias

Noticias
Mas noticias