Corea del Norte prueba misil, pero falla

Un oficial estadounidense citado por la cadena ABC, dijo que el misil explotó inmediatamente después del lanzamiento.

En rueda de prensa conjunta entre ambos líderes, Pence aseveró que Corea del Norte "haría bien no poniendo a prueba la determinación" del presidente estadounidense, Donald Trump y recordó que Washington ha ordenado ataques recientemente en Siria y Afganistan.

"Después de haber criticado a Pekín por su política monetaria durante su campaña electoral, Trump tuiteó el domingo: "¿Porqué llamaría a China manipulador de moneda cuando ellos están trabajando con nosotros con el problema de Corea del Norte?

Según Seúl, el hermético país estalinista trató de lanzar sin éxito un misil, cuyo tipo y rango aún están estudiando las autoridades militares, desde la ciudad de Sinpo (costa oriental).

Funcionarios de Seúl dijeron que el misil lanzado este domingo podría ser del mismo tipo que el lanzado hace once días.

El Reino Unido indicó que está "preocupado" por las informaciones y que "está siguiendo de cerca la situación", según informó la oficina del ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson.

El vicepresidente estadounidense, que la calificó como la más reciente prueba de misil fallido del Norte "una provocación", dijo que Estados Unidos y sus aliados van a alcanzar sus objetivos a través de los "medios pacíficos o, en última instancia, todos los medios necesarios" para proteger a Corea del Sur y estabilizar la región.

En ese sentido, Pence aseguró durante la cena que bajo el liderazgo de Donald Trump "el compromiso con esta alianza histórica" es más fuerte que nunca.

Pyongyang ha sido objeto de varias resoluciones de la ONU que buscan impedir que se dote de una tecnología nuclear y balística.

Anteriormente, había anunciado el envío de un portaaviones escoltado por tres navíos lanzamisiles hacia la península coreana, y después aludió a una armada con submarinos.

Spicer explicó que para Trump, trazar líneas rojas como lo hizo su antecesor Barack Obama en el caso de Siria y el uso de armas químicas probó ser ineficiente, además de que el mandatario prefiere mantener todas sus opciones sobre la mesa.

"Responderemos a una guerra abierta con una guerra abierta y a una guerra nuclear con un ataque nuclear a nuestro estilo", dijo Choe, considerado por los analistas extranjeros como el número dos del gobierno norcoreano.

Un informe de los analistas de "38 North", una web de referencia sobre el régimen de Pyongyang, asegura que el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri, en el norte del país, está "preparado y listo" para un sexto ensayo.

 
Recomendado

Mas noticias

Noticias
Mas noticias