Trump encabeza festival de Pascua en la Casa Blanca

De esta forma Melania "salvó" discretamente al presidente de un bochorno.

Desde el Balcón Truman y acompañada por un conejito blanco de Pascua de dimensiones humanas, Melania y su hijo Barron, que se desplazaron desde Nueva York -donde viven hasta que el niño acabe el curso escolar- para la ocasión, acompañaron al presidente para dirigirse a los invitados. "He visto a esos niños, y ellos son muy competitivos", dijo Trump a la multitud.

Donald Trump transcurre estos días en Mar-a-Lago, que es también un club social de lujo y adonde ha venido desde el pasado jueves y por séptimo fin de semana desde que asumió la Presidencia de Estados Unidos, el pasado 20 de enero. El año pasado vinieron 35.000.

La esposa de Trump realizó este saludo justo en momentos en que Estados Unidos recibe advertencias de conflictos bélicos por parte de Corea del Norte. Su hijo Barron, al ver el gesto de su madre, la siguió. Trump y Eric Trump, acompañados de sus respectivas familias.

"El presidente (Donald) Trump está poblando la Casa Blanca y las agencias federales de excabilderos, abogados y asesores que, en muchos casos, están ayudando a diseñar nuevas directrices para los mismos sectores económicos de los que hace poco estaban en nómina", denuncia el diario estadounidense 'The New York Times'.

Desde entonces, el "Easter Egg Roll" se ha celebrado anualmente casi sin excepciones. (Con información de EFE).

 
Recomendado

Mas noticias

Noticias
Mas noticias