Rusia e Irán están listos para responder otro ataque a Siria

A su vez, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, aseguró que no hay solución política para el conflicto en Siria mientras el presidente Al Assad continúe en el poder.

"Si se observan sus acciones, si miramos a la situación, va a ser muy difícil ver un gobierno pacífico y estable con Asad", dijo Haley en entrevista con CNN. Haley dijo que "eliminar a Al Assad no es la única prioridad, así que lo que estamos tratando de hacer es obviamente derrotar al EI.

Estados Unidos conoce bien nuestras capacidades de respuesta", advirtió ayer en un comunicado la Sala de Operaciones Conjunta de Rusia e Irán y de las Fuerzas Aliadas en Siria, en la que se incluyen fuerzas rusas, iraníes y de Hezbollah. A ellos se unieron aliados de Oriente Medio para llegar a una posición en común sobre Siria, que fue catapultada al tope de la agenda internacional desde que un ataque químico dejó 87 muertos la semana pasada.

Esta nueva advertencia surge luego de que el presidente Putin y el presidente iraní, Hassan Rohani sostuvieran una llamada telefónica en la que discutieron el aumento de la tensión en Siria y en la que acordaron que las acciones de Estados Unidos son inadmisibles y violan los derechos internacionales. Calificó al gobierno de Assad de ser una fuerza clave contra el terrorismo y dijo que merecía la presunción de inocencia en el ataque con armas químicas.

El secretario estadounidense de Estado, que visita Moscú este martes, lanza un ultimátum a Rusia y exige que elija a quién apoyar: a EE.UU. o al presidente sirio.

Rex Tillerson defendió la decisión de atacar la base aérea siria, e indicó que conllevan un mensaje a cualquier nación que opere fuera de las normas acordadas entre varios países.

La administración de Estados Unidos señaló que el ataque contra la base aérea fue lanzado en represalia por los ataques de la fuerza aérea siria contra el poblado de Khan Sheikhoun.

 
Recomendado

Mas noticias

Noticias
Mas noticias